Dolors y familia (Barcelona):

Adeu, adiós, agur…
Bienvenidas y despedidas se suceden en este libro de visitas con una velocidad pasmosa. En fin, ya nos sentimos parte de «esa familia del apartamento ZEN» que con sus palabras en este libro dejan su impronta energética entre estas paredes.
Solo un pequeño apunte: si todos los que en este libro decidimos volver (nosotros también nos incluimos), pongámonos todos de acuerdo. El apartamento es grande, pero aun así, no cabríamos todos juntos. Un deseo: que los futuros moradores del loft lo disfruten como se merece.

This post is also available in: English